Atragantamiento en bebés ¿Qué hacer?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Los bebés tienen la costumbre de llevarse todo a la boca, es su manera de descubrir el mundo, pero eso también implica que puedan atragantarse con alimentos. Es importante saber cuándo comenzar el procedimiento de reanimación cardiopulmonar una vez que ocurra el atragantamiento en bebés.

Los bebés tienen la costumbre de llevarse todo a la boca, es su manera de descubrir el mundo, pero eso también implica que puedan atragantarse con alimentos (frutos secos, caramelos, salchichas, monedas o juguetes). El 90% de las muertes por aspiración de cuerpo extraño ocurre en menores de 5 años. Y 65% son lactantes (menores de 2 años). Por lo que es vital, saber qué hacer ante un atragantamiento:

Si el bebé puede toser o hacer sonidos, déjelo toser y tratar de expulsar el objeto. No dar golpes en la espalda.  

Si el bebé no puede respirar, toser ni hacer sonidos o la tos es inefectiva: pida ayuda.

ADVERTENCIA: No comience el procedimiento Reanimación Cardiopulmonar (RCP) para el atragantamiento a menos que esté seguro de que el bebé se está atragantando.

Una vez esté seguro:

  • Ponga al bebé boca abajo sobre su antebrazo de forma que la cabeza del bebé quede más abajo que su pecho.
  • Sostenga la cabeza del bebé en la palma de su mano, sobre su muslo. No cubra la boca del bebé ni gire su cuello.
  • Utilice la base de la palma para darle hasta 5 palmadas entre los omóplatos.
  • Si el objeto no sale, sostenga la cabeza del niño y dele vuelta para que quede boca arriba sobre su muslo. Mantenga la cabeza del bebé más abajo que el cuerpo.
  • Coloque 2 o 3 dedos justo debajo de la línea del pezón sobre el esternón del bebé y dele 5 compresiones rápidas del pecho.
  • Siga dando 5 palmadas en la espalda y 5 compresiones del pecho hasta que el objeto salga expulsado o el bebé se desmaye.

Si el bebé pierde el conocimiento:

  • Deje de dar palmadas en la espalda y compresiones del pecho.
  • Comience la RCP. Si hace respiraciones de rescate, busque un objeto en la boca o la garganta cada vez que abra las vías respiratorias durante la RCP. Si ve el objeto, sáquelo. Pero si no puede ver el objeto, no ponga su dedo en la garganta del bebé para sentirlo.
  • Siga haciendo la RCP hasta que el bebé esté respirando por sí solo o hasta que llegue la ayuda.

Se que es complicado, pero es importante mantener la calma y la cabeza fría para actuar con determinación en ese momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *