Beneficios de las frutas en niños

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Una alimentación saludable, consiste en que los niños consuman todo tipo de comidas y nutrientes siempre que no tengan ninguna enfermedad o intolerancia alimentaria, en este sentido es fundamental incluirlas además para fomentar buenos hábitos alimentarios desde edades tempranas.

En este artículo te presento algunas frutas elementales por su gran aporte en vitaminas, fibra y demás componentes. Su alto contenido en nutrientes esenciales las hacen fundamentales para su crecimiento y el buen funcionamiento de su organismo. Pero no todas las frutas tienen la misma cantidad de nutrientes ni resultan igual de fáciles de comer para los niños, así que ¡Atentos!

Los pediatras recomendamos que se incluyan frutas todos los días en cada comida, ya sea como postre, en la merienda o en esos momentos en que el niño tiene hambre y no queremos (y no debemos) darle una chuchería.

Beneficios:

Ayudan a prevenir enfermedades

Las frutas y verduras son fundamentales en la dieta de los pequeños porque, entre otros beneficios, ayudan a reducir el riesgo de desarrollar distintas enfermedades crónicas como obesidad, enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2; previenen algunos tipo de cáncer, y controlan la hipercolesterolemia

Aporte de agua y carbohidratos

Aportan una buena cantidad de agua (cerca del 90% de su composición es líquida) por lo cual evitan la deshidratación en verano. Además, tienen un gran aporte de vitaminas y minerales como hemos señalado y una dosis interesante de hidratos de carbono simples y fibras vegetales.

Energía

Brindan azúcar fácil de asimilar y que al mismo tiempo proporciona mucha de la energía que necesitan y que gastan al día los niños. Por lo que se evita el consumo de otros alimentos no saludables, como es el caso de los dulces, la chuchería o las harinas.

Algunas de estás frutas recomendadas son:

MANZANA

La manzana es una de las frutas más saludables. Posee fibra, magnesio, hierro, calcio, fósforo y vitaminas A, B, C y E. Tiene propiedades diuréticas y contiene pectina, una fibra que absorbe toxinas y depura el organismo y ayuda a mantener el hábito evacuatorio, pero muy útil además en diarreas.  Los antioxidantes que contiene ayudan a mantener protegido el organismo de los más pequeños. No es una fruta de estación, sino que se da durante todo el año.

¿ Cómo ofrecerla? Entera cruda a los más grandes o cocida al vapor en los más pequeños, en puré o compota con un toque de canela.

PERA

Las propiedades son similares a las de la manzana y por su sabor dulce y su consistencia acuosa es de las preferidas de los niños. Contiene una buena dosis de fibra y vitaminas, reduce los problemas estomacales y se puede combinar con otras frutas en postres o papillas.

BANANO

Es rico en vitaminas B y C, ácido fólico y fibra. También es conocido por su gran aporte de potasio, superior al de algunas otras frutas. Es fácil y rico de ingerir por su textura blanda y tiene un alto contenido en hidratos de carbono que los ayuda a producir energía y ganar peso. Se puede ofrecer entero, incluso desde los 6 meses. También en jugos de agu o con leche, como helado, smothie.

CEREZAS

De las frutas más saludables,  tiene múltiples nutrientes y propiedades. Es rica en antioxidantes y contiene menos azúcares que otras frutas.  Contiene sales y minerales como el calcio, el potasio y el fósforo, y tiene propiedades hidratantes y diuréticas. También capacidades depurativas y laxantes por su alto contenido en agua. Para ofrecerla, es importante recordar retirar el hueso para que los pequeños no se atraganten y consumirlas cuando están en temporada.

FRESA

Es muy nutritiva, ya que aporta vitaminas, potasio, hierro, fósforo y calcio. Lo recomendables es evitar dárselas con azúcar, se puederebajar un poco el sabor con zumo de naranja, mezclarlas con banano o yogurt o buscar unas que sean dulces para ofrecerlas enteras.

MELOCOTÓN

Aporta vitaminas, hierro, magnesio, potasio y calcio. Ayuda a ir al baño cuando sufren estreñimiento y reduce los dolores estomacales. Recuerda quitarles el hueso de su interior.

PIÑA

Contiene una gran cantidad de agua y vitamina C, minerales y ácido fólico, y tiene propiedades diuréticas y laxantes suaves, que ayudan a aliviar el estreñimiento.

Es pobre en grasas y favorece el tracto intestinal, se puede ofrecer en jugos o entera desde los 18 meses.

KIWI

Tiene alto contenido en vitamina C, superior al de las naranjas, que previene resfriados y ayuda a sus defensas. Además, combate el estreñimiento  por sus propiedades laxantes. También posee un alto contenido en acido fólico y minerales esenciales, como el potasio.

Ya sabes cuales son las frutas más recomendadas, ahora depende de tu creatividad para ofrecerlas y exponer a tu hijo repetidamente a probarlas, para que las acepten y disfruten.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *